Maternal and Infant Health Program Maternal and Infant Health Program

Phone:
  SLC area: (801) 538-9970

FAX:
  SLC area: (801) 538-9409

Mail:
  Maternal and Infant Health Program
  P.O. Box 142001
  Salt Lake City UT
  84114-2001




¿Cuál es el abrupto (o desprendimiento) placentario?

El abrupto placentario es la separación temprana de la placenta de la pared del útero. La placenta es un órgano que crece en el útero durante embarazo para proporcionar el alimento y el oxígeno al bebé. La separación de la placenta ocurre en cerca de uno en 120 nacimientos. Puede ocurrir en cualquier momento después de la vigésima semana del embarazo, y ocurre más a menudo en los tres últimos meses.

Normalmente la placenta no se separa del útero hasta justo después del nacimiento del bebé. Cuando ocurre la abrupción placentaria, la placenta comienza a separarse del útero antes de que el bebé nazca. Esto puede causar problemas serios para el bebé y la madre.

Usted está con riesgo más alto para el abrupto placentario si:

  • Es una fumadora de cigarrillos
  • Se embaraza después de la edad de 35
  • Ha tenido más de 4 o 5 niños
  • Ha sido embarazada con gemelos o trillizos
  • Tiene tensión arterial alta
  • Usa cocaína
  • Tiene diabetes
  • Tuvo un abrupto anterior
  • Tuvo trauma en el útero tal como un accidente de coche

Los síntomas del abrupto placentario pueden incluir:

  • Contracciones (ajuste del útero) que no se detienen
  • Dolor en el útero
  • Sensibilidad en el abdomen sobre el útero
  • Desangre vaginal del útero (a veces)

¿Cómo se diagnostica?

El doctor o la partera le hará un examen físico, buscando signos de desangre. Las siguientes pruebas pueden ser hechas:

  • Análisis de sangre
  • Exploración con ultrasonido para buscar coágulos de sangre detrás de la placenta
  • Un examen de monitoreo fetal para comprobar el ritmo cardíaco del bebé y para buscar señales de problemas del bebé

La abrupción se puede describir como Grado 1 (suave), Grado 2 (suave a moderado), o Grado 3 (moderado a severo).

¿Cómo se trata?

Esto dependerá de muchas cosas como por ejemplo:

  • Cuánto la placenta se ha separado del útero
  • Que tan cerca está el embarazo de completarse (37 semanas)
  • Su salud y si usted tiene otros problemas, como la tensión arterial alta
  • La cantidad de sangre que usted ha perdido
  • La salud del bebé

Si la separación de la placenta es pequeña, el bebé no está en problemas, y su condición es estable, usted puede poder ir a casa y continuar el embarazo con chequeos frecuentes.

Si le admiten al hospital, le darán los líquidos intravenosos (IV). Utilizarán un monitor fetal para monitorear al bebé para saber si hay señales de problemas. Si la separación es moderada a severa, su presión arterial, pulso, y cantidad de desangre serán revisados atentamente. Análisis de laboratorio serán hechos con su sangre para comprobar su capacidad de coagular.

Si la separación es moderada a severa pero el bebé no está en peligro y su condición es estable, el doctor puede inducir el trabajo de parto y realizar una entrega vaginal. Si el bebé está en problemas o si usted está perdiendo mucha sangre, el doctor hará nacer al bebé inmediatamente mediante una cesarea.

No hay tratamiento para detener a la placenta de la separación o para reconectarla de nuevo. El bebé puede sobrevivir incluso cuando la mitad de la placenta se separa del útero.

¿Cuáles son los efectos?

A veces la separación y el desangre comienzan y después paran sin ningún tratamiento. Mientras usted y el bebé estén sanos, su embarazo puede continuar con chequeos frecuentes. Un caso suave no tendrá probablemente ningún efecto de largo plazo en su salud o su salud de su bebé.

Una separación moderada o severa de la placenta puede tener los siguientes efectos:

  • Una pérdida grande de sangre puede requerir transfusiones de sangre y cuidado intensivo después de la entrega para la madre.
  • El bebé puede estar en peligro hasta entrega y puede necesitar nacer prematuramente.Pueden tener problemas con la respiración y la alimentación. En casos severos el bebé podría tener problemas permanentes o fallecer.

Las buenas noticias son que con atención rápida y cuidado experto, casi todas las madres y sus bebés sobreviven.

Ayudando a prevenir el abrupto placentario

El buen cuidado prenatal (que comienza en las primeras trece semanas y que continúa con visitas regulares) y una dieta sana pueden reducir el riesgo de una tensión arterial alta durante el embarazo. La prevención de la presión alta disminuye el riesgo de la abrupción.

Si usted fuma, disminuir el número de cigarrillos y dejar fumar disminuirán sus riesgos del tener una abrupción placentaria.

El abrupto causado por el uso de la cocaína puede ser prevenida si la madre deja de usar cocaína.

Si usted ha tenido un abrupto placentario con un embarazo anterior y está embarazada otra vez, esté segura de divulgar esto a su proveedor del cuidado y reportar inmediatamente cualquier contracción o desangre que usted pueda experimentar.

Si usted tiene otras preguntas sobre el abrupto placentario, contacte a su doctor o partera. Este folleto está para propósitos informativos solamente, y no debe sustituir el consejo de un proveedor de cuidado.